Como aprender ingles en tres meses

Como aprender ingles en tres meses.- Tim Ferris ha escrito un excelente artículo en inglés sobre como aprender un idioma en tres meses, el mismo se basa en su experiencia en el aprendizaje del japones y también en el aprendizaje del chino y el italiano, esperamos que disfruten el artículo ya que es bastante motivador y revelador, aunque no se basó en el aprendizaje del inglés he titulado al artículo "como aprender ingles en tres meses" porque la técnica puede adaptarse al aprendizaje del ingles y éste es precisamente el tema de este blog.

Como aprender ingles en tres meses

El aprendizaje de idiomas o la adquisición de una fluidez práctica en una lengua extranjera no ha de ser complicado. Pueden aplicarse los principios de la neurociencia cognitiva y la administración del tiempo, que nos proporcionarán una sencilla serie de pasos diferenciados que nos llevarán a adquirir una fluidez conversacional en un periodo comprendido entre 1 y 3 meses.

He utilizado el método que aquí se detalla desarrollado en su mayor parte durante cuatro años de investigación sobre lingüística del sureste asiático en la Universidad de Princeton para aprender a hablar, leer y escribir el japonés en 6 meses, el chino mandarín en 3 meses y el italiano en un mes.

La disminución del tiempo refleja el grado de refinamiento alcanzado por la técnica de enseñanza y no quiere decir que el chino sea el doble de fácil que el japonés, por ejemplo.

El sistema resultante se basa en la regla de los tercios, cada uno de los cuales requiere de igual atención.

La Regla de la Trinidad:

Efectividad, adhesión y eficiencia hacen referencia al “qué”, “por qué” y “cómo”, respectivamente, del aprendizaje de un idioma. En palabras sencillas, primero debe decidirse qué aprender en función de aquello que proporcionará una base de conocimiento más versátil en el menor tiempo (prioridad); a continuación debes seleccionar los materiales según su posibilidad de estudio continuado o adhesión (interés); y finalmente, debes determinar cómo asimilar el material de la forma más eficiente posible respecto al tiempo empleado (proceso).

Efectividad: Si seleccionas el material equivocado, no importa cómo lo estudies o si lo estudias en absoluto: la fluidez en la práctica es imposible sin las herramientas adecuadas (material). Por lo tanto, priorizar el contenido es el primer paso que debes analizar antes de iniciar el estudio. Hay gente muy inteligente que desperdicia años concentrándose en un material que sólo tiene uso ocasional. Antes de poder priorizar y asignar el grado de importancia, hay que decidir con gran detalle cuáles son los objetivos y las razones para estudiar un idioma determinado. Pregúntate a ti mismo: ¿Me llevará el material elegido adonde quiero llegar en la menor cantidad de tiempo posible? Esto puede responderse más fácilmente si te preguntas a ti mismo: “¿Qué es lo que haré con el idioma, con quién y en qué contexto?”.

Adhesión: Si no tienes un interés o una razón imperiosa para estudiar el material, no lo estudiarás lo suficiente. La revisión y el estudio continuado del mismo material siempre incluirá un elemento de monotonía, que el interés del material deberá contrarrestar. Aunque elijas el material y el método más efectivos, si no te comprometes a un estudio regular, estos pasos iniciales no servirán para nada. Por analogía, las implicaciones prácticas de la adhesión pueden aplicarse al ejercicio físico o a cualquier faceta de la adquisición de una nueva habilidad. Incluso si correr montaña arriba cargando con una bola de bolera en cada mano fuese la forma más efectiva de perder peso, ¿por cuánto tiempo mantendría una persona normal esa disciplina? Si no sientes ningún interés por la política, ¿seguirías un curso de idiomas centrado en ese tipo de textos? Pregúntate: ¿Puedo estudiar este material todos los días y perseverar hasta que logre mis objetivos de fluidez? Si tienes la mínima duda, elige otra cosa. A menudo es preferible escoger un contenido que se ajuste a lo que te interesa en tu lengua materna. No leas sobre algo que no leerías en español, por ejemplo, si es que el español es su lengua materna. Aprovecha el idioma extranjero como un vehículo para aprender más acerca de un tema, una técnica o un ámbito cultural que te interese. No emplees material sin calidad como herramienta para aprender inglés gratis: no dará resultado.

Eficiencia: Poco importa que dispongas del mejor material y perseveres en él si utilizas un método que no te asegure una memorización y un reconocimiento correctos en el periodo de tiempo más breve posible. Hazte esta pregunta: ¿me permitirá este método lograr una memorización y reconocimiento correctos estudiando el material el menor número de veces posible y en un espacio de tiempo corto? Si la respuesta es no, tu método debe perfeccionarse o cambiarse.

En el primer artículo se abordará la Efectividad y el “qué” de la adquisición inicial del idioma en relación con el vocabulario. El Principio de Pareto de 80/20 indica que el 80% de los resultados de cualquier empeño se consiguen con el 20% de las aportaciones, del material o del esfuerzo. Podemos adaptar este principio y priorizar el material basándonos en su probabilidad y frecuencia de uso registradas en el pasado. Para entender el 85% de un idioma y llegar a mantener una conversación fluida, quizá se requieran 6 meses de aplicación en el aprendizaje, mientras que alcanzar el umbral del 95% se necesitarían 10-15 años. Se alcanza un punto en que, por cada hora invertida, disminuyen los resultados y el porcentaje de mejora.

Las 100 palabras que se escriben más habitualmente en inglés:

  1. the
  2. of
  3. and
  4. a
  5. to
  6. in
  7. is
  8. you
  9. that
  10. it
  11. he
  12. was
  13. for
  14. on
  15. are
  16. as
  17. with
  18. his
  19. they
  20. I
  21. at
  22. be
  23. this
  24. have
  25. from
  26. or
  27. one
  28. had
  29. by
  30. word
  31. but
  32. not
  33. what
  34. all
  35. were
  36. we
  37. when
  38. your
  39. can
  40. said
  41. there
  42. use
  43. an
  44. each
  45. which
  46. she
  47. do
  48. how
  49. their
  50. if
  51. will
  52. up
  53. other
  54. about
  55. out
  56. many
  57. then
  58. them
  59. these
  60. so
  61. some
  62. her
  63. would
  64. make
  65. like
  66. him
  67. into
  68. time
  69. has
  70. look
  71. two
  72. more
  73. write
  74. go
  75. see
  76. number
  77. no
  78. way
  79. could
  80. people
  81. my
  82. than
  83. first
  84. water
  85. been
  86. call
  87. who
  88. oil
  89. its
  90. now
  91. find
  92. long
  93. down
  94. day
  95. did
  96. get
  97. come
  98. made
  99. may
  100. part

Las primeras 25 palabras de las anteriores conforman acerca de un tercio del total del material impreso en inglés, mientras que estas 100 palabras conforman la mitad de todo el material escrito en inglés (tuitear esto) y las primeras 300 abarcan cerca de un 65 por ciento de todo aquello que se escribe en inglés. Las palabras en cursiva son artículos y conjugaciones verbales que en muchos casos pueden omitirse en algunas lenguas o aprenderse mediante su reconocimiento (comprensión) y no a través de su memorización (producción).

A menudo se presentan erróneamente las listas como las “palabras de uso más frecuente” en inglés, sin distinguir entre vocabulario escrito y hablado, así que también te dejaré aquí las 100 palabras más frecuentes al hablar la lengua inglesa (click para tuitear esto) son considerablemente distintas y esta distinción se aplica a cualquier idioma:

  1. a, an
  2. after
  3. again
  4. all
  5. almost
  6. also
  7. always
  8. and
  9. because
  10. before
  11. big
  12. but
  13. (I) can
  14. (I) come
  15. either/or
  16. (I) find
  17. first
  18. for
  19. friend
  20. from
  21. (I) go
  22. good
  23. goodbye
  24. happy
  25. (I) have
  26. he
  27. hello
  28. here
  29. how
  30. I
  31. (I) am
  32. if
  33. in
  34. (I) know
  35. last
  36. (I) like
  37. little
  38. (I) love
  39. (I) make
  40. many
  41. one
  42. more
  43. most
  44. much
  45. my
  46. new
  47. no
  48. not
  49. now
  50. of
  51. often
  52. on
  53. one
  54. only
  55. or
  56. other
  57. our
  58. out
  59. over
  60. people
  61. place
  62. please
  63. same
  64. (I) see
  65. she
  66. so
  67. some
  68. sometimes
  69. still
  70. such
  71. (I) tell
  72. thank you
  73. that
  74. the
  75. their
  76. them
  77. then
  78. there is
  79. they
  80. thing
  81. (I) think
  82. this
  83. time
  84. to
  85. under
  86. up
  87. us
  88. (I) use
  89. very
  90. we
  91. what
  92. when
  93. where
  94. which
  95. who
  96. why
  97. with
  98. yes
  99. you
  100. your

La frecuencia de uso de las palabras concretas variará según los idiomas (especialmente los pronombres, artículos y posesivos) pero las diferencias están relacionadas por lo general con la posición en la lista, más que con la omisión o la sustitución con vocablos diferentes que no se encuentren en una de las dos listas anteriores.

El contenido y la selección de vocabulario más allá de las 300-500 palabras más frecuentes deberían estar determinados por el interés en el tema de estudio. Las preguntas más pertinentes serán: ¿En qué emplearás tu tiempo con este idioma? Si fuese necesaria, la reformulación más relacionada de esta pregunta sería: ¿Cómo empleo mi tiempo actualmente? Como ya se ha dicho, no leas sobre algo que no leerías en español, por ejemplo, si es que el español es tu lengua materna. Aprovecha el idioma extranjero como un vehículo para aprender más acerca de un tema, una técnica o un ámbito cultural de tu interés. Un material de escasa calidad nunca producirá un buen aprendizaje del idioma. Alimenta tu capacidad lingüística con los alimentos que te gustan o, de lo contrario, abandonarás la “dieta” y dejarás de estudiar mucho antes de alcanzar cualquier nivel comprobable de dominio del idioma.

Por poner un ejemplo personal, yo utilicé manuales prácticos de artes marciales para competir con eficacia en el deporte del judo mientras estudiaba en Japón. Mi objetivo principal era aprender las técnicas y aplicarlas en los torneos y el desarrollo de mi habilidad lingüística era una prioridad bastante secundaria; como resultado de ellos, estaba motivado para entender los pies de las fotos paso a paso de cada libro. A pesar de que podría pensarse que el material puede aplicarse sólo en proporción mínima a otros temas, de hecho, la gramática es idéntica a casi cualquier diálogo escrito u oral. El vocabulario tal vez sea muy especializado, pero logré alcanzar el nivel gramatical de estudiantes que llevaban 4 y 5 años estudiando japonés en sólo 2 meses de estudio y análisis de manuales prácticos deportivos. Cabe señalar que la especialización de mi vocabulario no me supuso ningún problema de comunicación, ya que pasaba el 80% de mi tiempo libre entrenándome con personas que también utilizaban el vocabulario especializado específico del entrenamiento deportivo y el desarrollo atlético.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter